DEDO EN MARTILLO, GARRA O MAZO

Es una deformidad que puede afectar a todos los dedos aunque con menos frecuencia al dedo gordo. En vez de apoyar sobre toda la superficie de los dedos, el apoyo se realiza solo sobre el extremo final del dedo, que adopta la forma de una garra, de ahí su nombre.

Además de la deformidad visible, el problema fundamental es la aparición de callosidades dolorosas por el roce del calzado en la parte superior de los dedos.

Normalmente,  acompaña al pie cavo, sin embargo pueden aparecer aislados. El factor hereditario puedes ser un causante de presentarlo. Además del uso de zapatos apretados, y el uso de tacones puede producir esta patología.

             Las enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide pueden también producir deformidades en los dedos menores.  El dedo en mazo, sobre todo si es bilateral, está asociado a problemas neuromusculares.  El juanete o hallux valgus puede provocar dedo en garra o martillo por que provoca un desplazamiento de los demás ortejos hacia línea media del pie, robado este su espacio natural.

El principal síntoma es el dolor.  El  dolor  se produce por el roce del dorso del dedo con el calzado, que produce una hiperqueratosis o callo. También la punta del dedo puede causar dolor al tocar la suela del zapato.

Diagnostico:

  • El diagnóstico se realiza por medio de la exploración clínica, el estudio radiológico y el estudio biomecánico. Tras la evaluación de la información obtenida se planteará el tratamiento más adecuado en función del caso. El tratamiento variará en función del diagnóstico obtenido, de ahí la importancia de una evaluación personalizada en la que se establezcan las causas que han desencadenado esta deformidad y el tratamiento aborde no sólo la eliminación de la deformidad si no que también debe abordar el tratamiento del factor o factores que lo provocaron.
  • La corrección del dedo en garra en el adulto es quirúrgica nosotros practicamos técnica MIS. Caminando posterior a la cirugía sin anestesia general solo un bloqueo así como el uso de un zapato quirúrgico por solo 2 a 3 semanas. No así en el niño o personas que no tienen el problema tan avanzado, en el que los dispositivos ortopédicos muestran altos índices de eficacia. Como alternativa al tratamiento quirúrgico disponemos de protectores de silicón, y plantillas especialmente diseñados para cada paciente de modo que no corrigen el dedo pero alivian las molestias que causan estos dedos.

Tratamiento: Puede ser en forma conservadora en situaciones moderadas y Quirúrgica cuando se amerite la corrección.

     Conservador:

  1. Retractores de dedeos.
  2. Plantilla ortopédica con botón elevador de metatarsos.
  3. Protectores de gel (Dedal)
  4. Separadores interdigitales de Gel.
  5. Calzado cómodo y amplio.
  6. Utilización de acido salicílico.
  7. Pedicure medico.

                Quirúrgico:

  1. Tenotomías de ligamentos flexor y extensor de los dedos.
  2. Osteotomías en cuña con técnica (MIS).
  3. Raspado de la exostosis.

     Nuestro tratamiento es realizado con técnica MIS (Microcirugía) en la cual son con anestesia local, mínimas incisiones, mínimo dolor, caminando inmediatamente después del procedimiento al igual que una rápida recuperación.

Comparte esta página en tus redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>